Saltar al contenido

Una mamá negó conocer a su hijo: Las insólitas excusas de involucrados en fiesta de Cachagua

enero 14, 2021

El Ministerio Público de la Ligua está trabajando en tres querellas y dos denuncias a raíz de las fiestas clandestinas en Zapallar y Cachagua. Los eventos se viralizaron la semana pasada tras la publicación de videos en redes sociales.

En las fiestas participaron casi 300 jóvenes que no respetaron ninguna medida sanitaria, según se aprecia en los registros. Esto provocó un brote de coronavirus de 41 personasmientras que otras 82 están calificadas como contactos estrechos.

Sin embargo, según acusa el seremi de Salud, Francisco Álvarez, la trazabilidad se complicó a causa de la poca colaboración de las personas involucradas en el caso. Es decir, los jóvenes que asistieron a la fiesta y sus padres no colaboran en las entrevistas de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) de la PDI.

Lee también:

Según publicó La Tercera, la fiscalía sospecha de al menos 30 personas que están mintiendo en sus declaraciones. Pero dentro de ese grupo de sospechosos, hay un porcentaje de padres e hijos cuyas explicaciones y actitudes resultan ciertamente insólitas.

Por ejemplo, hay jóvenes que, aún estando contagiados, niegan haber estado en la fiesta, cuando además, los videos, de forma irrefutable, dicen lo contrario. Otros, en tanto, simplemente rechazan responder el cuestionario de la Fiscalía.

Más aún, este es el caso más curioso de todos: en relación con los contactos estrechos, una madre negó conocer a su propio hijo.

Además, hay jóvenes que tampoco quieren tomarse el examen PCR y cuya versión de los hechos es extraña y contradictoria. En definitiva, de esa forma se hace imposible para el Ministerio Público dar con el paradero de los asistentes para cumplir con el proceso de trazabilidad y la investigación judicial.

¿Qué arriesgan estas personas?

Según el fiscal jefe de La Ligua, Luis Cortez, las personas que no colaboran con la trazabilidad estarían cometiendo un delito en contra de la salud pública. “En el caso en que llamemos a testigos, y que el tribunal determine que sus testimonios son falsos, ahí habría obstrucción a la justicia”, explicó Cortez al citado medio.

Sin embargo, hay otros casos aún más graves: personas que asistieron a la fiesta y que aún teniendo conciencia de que están contagiadas, se niegan a revelar su identidad.

Sobre este punto, el fiscal Cortez detalló que “implica una pena mayor, ya que con la modificación al código penal se definió dejar una infracción sobre insalubridad, o sea, se sanciona a quienes exponen peligro, por lo que puede llegar a tres años de presidio”, afirmó.

Te interesa:

Ministro Paris denunció hostigamiento: “Rayaron con insultos, enano no sé cuánto, renuncia CTM”