Saltar al contenido

La receta perfecta para hacer 18 panes amasados

07/29/2020

En tiempos de pandemia la elaboración propia de panes amasados es una herramienta utilizada por muchos para evitar el contacto en supermercados y disfrutar de un producto que la gran mayoría consume a diario y acá te tenemos una receta fácil.

Para quienes tienen cocina con horno, en tamaño convencional, la lata permite alojar, en un tamaño estándar nueve masas a la vez, y para una familia de al menos cuatro integrantes con horneadas dependiendo el consumo, puede durar para dos o tres días.

En Sabes.cl practicamos semanalmente esta receta simple y exquisita.

Para ello necesitamos:

  • 6 tazas de harina (taza de té convencional)
  • 2 cucharadas grandes de levadura instantánea granulada o un pan de levadura.
  • 2 cucharadas grandes de polvos de hornear o un sobre de 4 gramos.
  • ½ taza de aceite (misma porción de las tazas de harina)
  • 1 cucharada grande de sal.
  • 3 tazas de agua, preferentemente tibia (las mismas que las de harina).

Preparación:

En un bol o fuente aplicas las 6 tazas de harina. Sobre eso agregas la levadura, los polvos de hornear y la sal. Con una cuchara revolver el contenido.

Una vez revuelto, agregas el aceite. Inmediatamente viertes las tres tazas de agua y comienzas a amasar.
La mezcla se amasa hasta tener una masa unida y lisa. Si tienes espacio sobre el mesón de cocina puedes sacar la masa
del bol, una vez que la harina esté completamente integrada.

El producto del amasado lo debes separa en dos y armar dos masas estiradas, de tamaños similares.

Una vez que obtengas esa masa, el cálculo es cortar bolitos con una medida de cuatro dedos de tu mano, dejando fuera el pulgar. Así cada tira te debe entregar nueve panes.

Posteriormente, amasas suavemente cada bolito de masa y lo aplastas para dejar el círculo como una hallula.

Con un tenedor pinchas sobre el pan para evitar que al momento de leudar, el pan quede demasiado blando.

Lo ideal es que una vez que los panes estén completamente amasados, leuden (efecto de la levadura, que suban) por al menos dos horas en un ambiente temperado. Se aconseja tapar el pan en ese proceso con paños de cocina limpios.

Con el pan inflado ingresar al horno de la cocina a máxima potencia. De 15 a 20 minutos por lado el pan estará listo. La segunda horneada es lo mismo.

Idealmente hacerlo en la noche y levantarse a cocer y a disfrutar de tu receta de panes amasados.