Saltar al contenido

Receta para volverse loco: Pastel de plátano y chocolate de leche

07/15/2020

Es comprensible que durante el distanciamiento social y el encierro propio de la crisis sanitaria hayan aumentado a un ritmo notable nuestras ganas de descubrir y crear recetas cada vez más deliciosas y elaboradas. 

Bueno, estamos aquí ayudarte y buscando en internet, encontré una receta de la empresa Dole (no es un auspicio ni nada por el estilo), donde enseña una receta celestial.

Se trata de un pastel hacer un pastel de plátano con chocolate, que con solo mirarlo me hizo salivar.

En caso que desees hacer esto en casa y deleitar a cualquiera que consideres digno de una porción, esto es lo que deberás hacer.

Ojo

Esta receta originalmente fue hecha con una variedad de chocolate Cadbury. Marca que se puede encontrar en diversos supermercados, sin embargo, yo utilicé otra y me funcionó al 100%.

Los ingredientes que necesitarás para el pastel son:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar glas rubia
  • 4 huevos (a temperatura ambiente)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 4 plátanos maduros, grandes, pelados y triturados
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de leche caliente
  • 3 tazas de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • ½ barra de chocolate de leche, dividido en cuadrados

Para Ganache, necesitarás:

  • 1 bloque o barra (190g) chocolate de leche
  • 200 gr de crema

Nota: El ganache (término francés) es la cobertura que se utiliza en pastelería, la cual se elabora principalmente con chocolate y crema.

Para la hacer crema de mantequilla de Vainilla helada:

  • 2 tazas de azúcar glas
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de leche

Ahora vamos a darle forma a este postre de los dioses:

  1. Precalienta el horno a 180 ° C. Forre dos moldes para pasteles medianos (22 cm de diámetro) con papel de hornear.
  2. Batir la mantequilla y el azúcar hasta que quede cremoso. Batir los huevos, uno a la vez, luego el extracto vainilla y los plátanos.
  3. Disuelve el bicarbonato en leche caliente, agrégalo a la mezcla y revuelve para combinar.
  4. Tamizar la harina y el polvo de hornear, luego mezclar suavemente en la mezcla hasta que se combinen. ¡No hagas una sobre mezcla!.
  5. Coloca la mezcla en las latas/bandejas ya preparadas y partes superiores lisas. Presiona suavemente los cuadrados de chocolate en la masa del pastel. Hornee durante 45 minutos o hasta que al insertar un palo de brocheta en el centro salga limpio y la parte superior esté dorada y elástica al tacto. Dejar enfriar en latas y luego sácalas.
  6. Mientras los pasteles se enfrían, prepare el ganache de chocolate. A baño maría, calienta suavemente la crema a fuego lento hasta que empiecen a aparecer pequeñas burbujas.
  7. Retira la crema del fuego y agrega el chocolate. Revuelve suavemente hasta que el chocolate se derrita casi por completo. Usa un batidor para combinar los dos hasta que el ganache se vuelva brillante. Enfría en el refrigerador y revuelve ocasionalmente. Se irá espesando gradualmente con el tiempo; puede tomar alrededor de dos horas llegar a la textura deseada. Cualquier ganache que sobre se puede almacenar en el refrigerador durante 3-4 días.
  8. Cuando el ganache esté frío, prepara la crema de mantequilla de vainilla. En un tazón mediano, crema de mantequilla con azúcar glas, agregando ½ taza a la vez. Agregue la vainilla y la leche y bate con una batidora hasta que esté suave y esponjosa. Es posible que debas agregar más leche para alcanzar la consistencia deseada.
  9. Una vez que el pastel esté frío y el ganache de chocolate lo suficientemente grueso como para mantener su forma, extiende el ganache en la parte superior del pastel, coloque suavemente el segundo en la parte superior y el glaseado de crema de mantequilla de vainilla como desees.
  10. Rocía el ganache restante sobre el pastel helado y coloque suavemente encima trozos de chocolates picados.
  11. Almacena en un recipiente sellado en un lugar fresco durante 2-3 días.

Esta receta fue un desafío y tomó un tiempo poder realizarla, pero vale la pena durante este aislamiento, además es perfecto para agregar a nuestro repertorio.

Contenido desarrollado por Sabes Comunicaciones